fbpx

Hoy voy con un blog muy realista y que ha causado una gran reflexión en mi. ¿Te ha pasado que a veces vas a una tienda de zapatos y la persona que vende, no tiene ganas ni de decirte el precio del par que te gusto?, a veces puede gustarnos algo mucho, pero si nos sentimos mal atendidos simplemente nos vamos del lugar, pero la pregunta es: Si a alguien no le gusta atender al público, ¿Qué hace trabajando allí?. Veamos la gran importancia de tener una meta cumplida, que haga un mundo mejor.

Hace días empecé a recordar cuando inicie mi vida laboral en una cadena de comida rápida a los 16 años.  Estaba tan emocionada que durante el entrenamiento sentía que el corazón se me salía por la boca. Esta realidad se repetía en cada empresa para la cual trabajé y hasta el sol de hoy es así.

Reconozco que al principio mi fuerte no era la venta, pero si había un factor importante: me gustaba atender a las personas, de la manera como me gustaría que me atendieran a mi. Aunque sabía que no me quedaría en ese trabajo para siempre, también sabía que cada oportunidad de empleo, luego me abriría otra puerta, y otra, y otra. Porque simplemente nunca sabemos a quien podemos conocer, quien esta viendo nuestro desempeño y nuestras habilidades.

«Siempre visualicé cada oportunidad que tuve como un escalón al éxito, y por eso no lo veía pesado»

En cada realidad detecta oportunidades para crecer

Cuando veo algunos vendedores que están en algún puesto de venta atendiendo de mala manera, o simplemente ignorando al que pregunta por sus servicios, me pregunto: ¿Será que esa persona no ve las oportunidades que se le pueden presentar relacionándose con el público?, ¿Será que no aspira dedicarse de pronto a otras cosas?, ¿Tendrá metas o sueños por cumplir?. Que diferente  es cuando entras a un lugar y te reciben con una sonrisa, con un buenos días, bienvenido. ¿Verdad que si esa persona demuestra felicidad, inmediatamente nosotros nos sentimos a gusto y por consiguiente felices?.

Cada persona que se dedica a algo que le gusta, cumple una meta, cada persona que hace lo que le corresponde con buena actitud, no solamente está aportando a su vida, sino que está haciendo un mundo mejor. En el caso de los que venden algún producto o servicio, los compradores se sentirán a gusto con la atención, seguramente volverán y la economía crecerá aún más.

Y es a eso exactamente a lo que quería llegar. Si tu estás bien, tu entorno estará bien. Si tu cumples algo que querías, estás dando un aporte de satisfacción a tu familia, a tus amigos y al mundo entero. Si de pronto estás en un trabajo que no te gusta y vas solo por el dinero que te ofrecen, piensa que siempre puedes cambiar por otro mejor. No lo veas como una realidad permanente, aprende, detecta oportunidades, busca, sal, encuentra, pero no te quedes haciendo algo que no te da felicidad, piensa que al ser parte de los que avanzan estás dando tu contribución, tu granito de arena a este mundo que ya está bien lleno de complicaciones.

Un nuevo comienzo, grandes logros

No quería culminar estas líneas sin contar una parte de mi que me dió mucho crecimiento personal y fue mi experiencia viviendo por primera vez en otro país.

Recuerdo que empecé desde cero, después de ser profesional y tener un cargo en mi último empleo, me reinvente, hice como muchos, ni la primera ni la última. Empecé a ganarme la vida de manera honrada, por lo que no me da pena decir que bastantes mesas y excusados que limpie, pero a lo que quiero llegar con esto es que haciendo estas tareas, fue que conocí a las dueñas de dos hoteles y posteriormente tuve la grandiosa oportunidad de inaugurar uno de ellos, al punto de convertirme en la mano derecha de la gerencia general. Y fue desempeñado esta labor que luego conocí a mi pareja, para después desarrollar mi emprendimiento siendo este blog uno de ellos.

En realidad cada lugar que transitas te lleva a algo más y cuando tienes visión de vida, sabes que si estas pasando por una realidad dura, es parte de tu evolución y crecimiento, pero no siempre estarás allí. Por eso asimila cada etapa de tu vida con buena actitud, cumple tus metas, que cada una de ellas no solo te alegra a ti, sino en general a esta humanidad.

A veces nos quejamos de la gente conformista, de la gente que solo resta, pero… ¿de qué manera tu los impulsas a ver la vida con otros ojos?, si ya tienes una realidad deseada, conviértete también en un agente multiplicador para que este mundo sea mejor.

Nos vemos en un próximo post queridos lectores y no olviden que meta cumplida un mundo mejor!!!

Besos

Soy Gavimari

Te puede interesar: Aplica estas 6 reglas y vive mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *